Ciervo, la familia Cervidae

El ciervo es un animal que por años ha provisto al hombre de alimento y otros elementos para elaborar vestidos, refugios y herramientas. Se tiene información sobre los ciervos desde el Paleolítico pues se han encontrado pinturas en las cuevas y otros lugares de interés arqueológico. El nombre científico del ciervo varía de acuerdo con la especie, pero el nombre científico de la familia del ciervo es Cervidae y en esta entrada hablaremos de ella, también compartiremos toda la información del ciervo, datos relacionados con la vida del ciervo y explicaremos con detalle el significado de ciervo.

¿Qué es un ciervo?

Un ciervo es un mamífero del orden Artiodactyla de la familia Cervidae. Se trata de un animal rumiante que desaparece con rapidez, incluso muchas veces es muy difícil verlos en su hábitat debido a que están siempre alerta contra los depredadores, incluido el hombre. En distintas culturas el ciervo ha jugado un papel importante en la supervivencia de las personas que han aprovechado su carne, piel, cuernos y huesos, por eso el ciervo cuenta con una destacada presencia en la mitología y en la narrativa de los distintos pueblos y civilizaciones alrededor del mundo. En la edad media se comenzó a popularizar la cacería de este animal con fines recreativos y esta práctica se conserva aún en la actualidad.

Características del ciervo

Las principales características de un ciervo pueden observarse en sus extremidades. Los cérvidos son animales con largas patas fuertes que terminan en un pie dividido en el que se distinguen dos pesuñas. Otra característica destacable de la anatomía del ciervo que puede ayudar a distinguirlos es su prominente cabeza donde se observan unas grandes orejas. Con frecuencia, cuando alguien pregunta ¿Cómo son los ciervos? Se le suele decir que son animales que destacan por su enorme cornamenta, pero eso es una verdad a medias porque no todos los ciervos tienen cuernos, las hembras de la especie y los ejemplares machos más jóvenes, por ejemplo, no cuentan con los prominentes cuernos de los ejemplares machos. El dimorfismo sexual también es apreciable en el tamaño. Los ciervos macho son notablemente más grandes y pesados que las hembras en las distintas especies. El tamaño es un aspecto que también varía de forma considerable en cada especie, así los venados de la especie Pudu mephistophiles llegan a medir un máximo de treinta y cinco centímetros (hasta los hombros o grupa) y pueden llegar a pesar siete kilos. Mientras que el alce (Alces alces) puede medir más de dos metros (hasta los hombros) y pesar setecientos kilos.

Cuernos de ciervo o astas

Los ciervos tienen cuernos, o mejor dicho astas, y el aspecto de estos en el ciervo macho desarrollado es un punto de distinción de otros rumiantes. Las astas de los ciervos, a diferencia de los cuernos de otras especies, es que son huesos con una estructura ramificada. La ramificación suele ser más o menos compleja dependiendo de la especie de ciervo, por ejemplo, el ciervo común presenta astas de estructuras complejas, mientras que en los venados de los páramos no están casi ramificadas y son muy simples.

Diferencias entre ciervo y venado

Una pregunta que suelen hacer algunos entusiastas de los animales es ¿Cuál es la diferencia entre un ciervo y un venado? Y en la mayoría de los casos suelen sorprenderse con la respuesta, la verdad es que no existe ninguna diferencia ya que ciervo y venado es lo mismo. De hecho, en otros lugares del mundo, por ejemplo, en los países angloparlantes solo se habla de deer, así que no tienen la confusión que existe en los países hispanoparlantes con respecto al venado y al ciervo.

Diferencia entre ciervo y corzo

La principal diferencia que existe entre el ciervo y el corzo es el tamaño. El corzo es un animal más pequeño, de hecho, es el miembro de la familia cervidae más pequeño que puede encontrarse en la península ibérica. Los corzos pueden llegar a medir un máximo de ciento treinta y cinco centímetros, mientras que los ciervos macho pueden medir más de dos metros. Las hembras de corzo (Capreolus capreolus) al igual que las ciervo hembra (Cervus elaphus) no cuentan con cornamenta. Durante el verano el pelaje de los corzos es ligeramente más rojizo que el pelaje del ciervo. Los biólogos especialistas explican que existen otros aspectos que pueden ayudar a diferenciar a estos dos animales aunque no podamos percibirlos a simple vista, uno de estos aspectos es la muda de los cuernos (desmogue) según los expertos los ciervos mudan su cornamenta durante la temporada primaveral, en cambio los corzos cambian la cornamenta a finales de año (noviembre), así al final del invierno tienen nuevos cuernos desarrollados por completo.   

Brama del ciervo

El bramido del ciervo es una especie de mugido ronco, fuerte y profundo que el animal emite para comunicarse con los otros individuos de su especie y para demarcar su territorio a través del sonido. El sonido del ciervo también es un indicador del estado de ánimo del animal. Si bien el ciervo emite su bramido durante todo el año, suele bramar con mayor intensidad en la temporada de apareamiento, que varía según la latitud en la que el animal se encuentre. La brama del ciervo colorado en Argentina ocurre durante el otoño (desde finales de marzo hasta finales de junio) y es mundialmente conocida. Los amantes de la naturaleza suelen visitar la pampa y algunas reservas naturales cada año para tener la oportunidad de presenciar la brama del ciervo colorado.

Respiración del ciervo

La respiración del ciervo es muy parecida a la respiración de los humanos, es decir: del tipo pulmonar. Es tan similar el sistema respiratorio de los cérvidos que a mediados del año 2020 un ciervo fue rescatado de un lago y reanimado con respiración boca a boca. Los especialistas en la conducta de estos mamíferos (científicos y criadores) pueden reconocer ciertos patrones en la respiración del ciervo que indican si el animal se siente amenazado o si está calmado.   

El salto del ciervo

Los ciervos tienen una gran habilidad para el salto. En los lugares donde estos animales se crían en granjas, las vallas o cercados suelen tener al menos dos metros y medio de alto, si las hicieran más bajas los ciervos podrían saltar y escapar sin problemas. Algunos granjeros y criadores han estudiado el salto del ciervo y han determinado que un cercado que mide apenas un metro con ochenta centímetros puede ser saltado incluso por un ciervo joven.

Color del ciervo

El pelaje del ciervo varía de color de acuerdo con la temporada, así durante la primavera y el verano suelen tener un color marrón rojizo, con la llegada del otoño el pelaje comienza a crecer y hacerse más oscuro para prepararse para el invierno. Cuando la temporada invernal llega el ciervo tiene un color castaño grisáceo muy característico.  

Adaptación del ciervo

Los cérvidos cuentan con múltiples adaptaciones evolutivas. Algunas adaptaciones del ciervo son comunes a toda la familia cervidae. Estas adaptaciones comunes se observan en la mayoría de los rasgos fisionómicos del animal y en su comportamiento. Otras características o adaptaciones son propias de cada especie, pues estas habitan en entornos con condiciones ambientales muy diversas.

¿Qué comen los ciervos?

Unas preguntas frecuentes que suelen formular los entusiastas de estos animales son ¿Qué come el ciervo? y ¿Cómo se alimenta el ciervo? Los ciervos son animales herbívoros del tipo de los ramoneadores esto quiere decir que se alimentan de las hojas y los brotes de las plantas, árboles y arbustos, los ciervos que habitan en el norte durante la temporada invernal también suelen comer líquenes. La alimentación del ciervo es distinta a la de otros tipos de herbívoros porque cuentan con un estómago pequeño, poco especializado y un organismo que demanda de grandes cantidades de nutrientes, por eso los ciervos son muy selectivos con los alimentos que consumen. Suelen elegir las hojas más jóvenes y tiernas, los hongos y líquenes más frescos y los brotes y tallos más suaves. Las astas o cornamentas de estos animales necesitan de calcio y de fosfato para poder desarrollarse por eso la alimentación de los ciervos se distingue de la de los otros ramoneadores. Se ha demostrado que algunos ciervos suelen comer carne en ocasiones.

Reproducción de los ciervos

¿Cómo se reproducen los ciervos? El apareamiento de los ciervos en el hemisferio norte por lo general tiene lugar a finales de agosto y puede durar hasta finales de diciembre. En el hemisferio norte la temporada del apareamiento también coincide en muchos casos con la llegada del invierno. El ciervo en celo suele emitir unos potentes sonidos o llamadas guturales. Los biólogos explican que la hembra selecciona al macho en función de la potencia y el timbre de su bramido. Muchos machos suelen enfrentarse para poder aparearse con una hembra. Las peleas de ciervos suelen ser violentas pues suelen golpearse con las cornamentas. La gestación del ciervo suele durar más de diez meses.

Cría del ciervo

Después del periodo de gestación una hembra suele parir de uno a dos ciervos pequeños. Los ciervos recién nacidos suelen tener unas características motas blancas en su pelaje que desparecerán al año. Los ciervos son una especie con un tipo de crianza uniparental, el macho no interviene en el cuidado de las crías. Los ciervos bebés apenas nacen son limpiados por la madre para quitar cualquier olor que pueda alertar a los depredadores. Las crías de ciervo dan sus primeros pasos a los veinte minutos de nacer y cuando cumplen una semana de vida ya pueden acompañar a su madre a pastar. Las crías permanecen bajo el cuidado materno hasta que cumplen un año.  

Dónde viven los ciervos

Si alguna vez te has preguntado dónde habitan los ciervos en este apartado encontrarás detalles del área de distribución de este animal. Los cérvidos se encuentran en Asia, Europa y América. El hábitat del ciervo varía en función del continente y la zona donde se encuentre. Las distintas especies están adaptadas a las condiciones climáticas del entorno, por eso los cérvidos del norte de América y Eurasia tienen unas características totalmente distintas a los que habitan en las zonas tropicales.   

Curiosidades del ciervo

En este apartado compartimos algunos datos curiosos relacionados con los ciervos.

  • Los ciervos no pueden ver el color naranja fluorescente por eso los cazadores suelen usar chalecos y prendas de ese color. Así son invisibles para los ciervos.
  • En la isla japonesa de Yakushima existe una curiosa demostración de colaboración entre dos especies, específicamente entre el ciervo (Yakushika) y el macaco (Macaca fuscata yakui). Los primates se encargan de conseguir alimento para los ciervos y estos como intercambio dejan que los macacos paseen en sus espaldas.
  • En Alemania hay una especie de ciervo que no cruza la zona donde estuvo el Muro de Berlín, aunque han pasado más de veinte años de su caída.
  • Cada año mueren cientos de ciervos que son golpeados por automóviles cuando intentan cruzar las rutas en la noche. En Finlandia, como medida de protección han comenzado a pintar los costados de estos animales con una pintura reflectante especial.
  • El tejido del que están formados las astas o cuernos de los ciervos es el tejido de más rápido crecimiento que puede encontrarse en el planeta.
  • Las crías de los ciervos no tienen ningún olor que pueda ser detectado por los depredadores.
  • Los ojos de los ciervos se encuentran a los lados de sus enormes cabezas, por eso son malos enfocándose en un solo punto, pero cuentan con una enorme visión ultra angular que les permite ver en un ángulo de entre los 300º y 310º de recorrido. Además cuentan con una increíble visión nocturna.
  • Los ciervos tienen grandes orejas y un agudo sentido de la audición, de hecho pueden mover sus orejas en diferentes direcciones para escuchar el sonido que proviene de un lugar específico sin necesidad de girar la cabeza.
  • También cuentan con un excelente olfato. Pueden distinguir a otros ciervos o a los depredadores, aunque se encuentren a varios kilómetros. Para conservar su sentido del olfato suelen humedecer su nariz con su lengua.
  • Algunos ciervos son muy sociables y viven en manadas. Las manadas más grandes pueden tener hasta cien mil ejemplares.
  • En distintas culturas el ciervo es el protagonista de mitos y en ciertas tradiciones. Si bien el significado que se le da al ciervo varía de cultura a cultura siempre se le asocia con la grandeza, la devoción, la libertad y la autoridad. Incluso en la cultura occidental moderna el ciervo se encuentra en la historia de Santa Claus o Papá Noel.

Tipos de ciervos

Existen muchas razas de ciervos, las distintas clases de ciervos han sido organizadas por los biólogos atendiendo a sus rasgos genéticos. En la actualidad se conocen cincuenta y cinco especies de ciervos de la familia Cervidae.

Corzo

¿Qué es un corzo (animal)? El corzo o cabirol, Capreolus...
Leer más