El Tuatara

El tuatara o tuátera (también conocidos como esfenodontes o rinococéfalos) es una especie de reptil que habita cerca de Nueva Zelanda, y está considerado como uno de los reptiles más extraños que habitan sobre la faz de la tierra. Pertenecen al género Sphenodon y se clasifican dentro de la familia Sphenodontidae. Considerados animales extinguidos y descubiertos el siglo pasado, los rinococéfalos es uno de los 3 órdenes descendientes de los dinosaurios y son representados por una única especie: el tuatara (Sphenodon punctatus) que presentan rasgos idénticos a los de los Homeosaurus. Su supervivencia se debe al aislamiento geográfico ya que solo se encuentra en pequeñas islas de Nueva Zelanda. La introducción de animales por el hombre en estas islas produjo la depredación de muchos tuataras llevándolos casi a la extinción.

No solo son especiales por encontrarse en uno de los lugares más perdidos del planeta, sino también por poseer unas cualidades que no tienen casi ningún otro reptil.

¿Quieres saber que es un tatuara? Para conocerlo todo sobre esta especie, te animamos a seguir leyendo:

El tatuara es un reptil de crecimiento lento y llama mucho la atención en base a su extenso tiempo de vida. Es muy longevo debido a su bajo metabolismo pudiendo vivir muchísimos años, se calcula que algunos ejemplares han conseguido vivir hasta 105 años. Se piensa que sus antepasados tienen más de 210 millones de años (vivieron con los dinosaurios), y que estos derivaron a las 2 especies de tuataras que pueblan la tierra ahora mismo. El tuatara ha permanecido invariable desde la era Secundaria hasta la actualidad.

Anatomía morfológica del tuatara

El tuatara mide aproximadamente 60 cm de longitud, morfológicamente se caracteriza por tener una cabeza redonda y ancha, proporcionada en relación con el resto del cuerpo. El cuerpo presenta un tronco macizo que está formado por patas fuertes y 5 dedos con sus uñas que están unidos entre sí por una pequeña membrana. En la parte final de la cabeza nos encontramos con una cresta que se extiende desde la misma hasta el final de la cola. En esta cresta y solo en la zona del cuello, la cresta está constituida por tubérculos espinosos, y desde el cuello hasta el final de la cola esta compuesta por pequeñas placas en varias hileras.

Cómo ocurre con otros tantos reptiles, el tuatara puede perder la cola mientras escapa de sus depredadores, sirviendo como elemento de distracción para evitar ser devorada. Cuando haya pasado un determinado tiempo, la cola será regenerada.

Sus ojos son oscuros y de gran tamaño y tienen membrana igual que las aves. Los expertos han observado que este reptil tiene una pequeña protuberancia cubierta de escamas. Dicha protuberancia que se encuentra sobre la cabeza, y en correspondencia con el orificio pineal, es el denominado tercer ojo, aunque no tan perfecto como los otros 2 ojos (no tiene iris), está provisto de retina y nervio óptico atrófico. A través del mismo no pueden formar imágenes, pero si detectar la luz y la sombra. Este tercer ojo se considera clave para que el reptil pueda regular su metabolismo, y para que identifique la luz del sol y la sombra. Así que si, en realidad el tatuara tiene 3 ojos.

Hábitat y distribución de los tuataras

Los tuataras viven en regiones cercanas a Nueva Zelanda exactamente en 13 islotes. Las islas en las que sobrevive la tuatara son islotes rocosos de difícil acceso. Son animales de hábitos nocturnos y prefieren las bajas temperaturas, debido a que permanecen activos hasta los 7ºC. De hecho, si la temperatura sube por encima de los 25ºC, estos seres vivos podrían morir de calor. Aguantan muy bien las bajas temperaturas per si estas bajan por debajo de los 6ºC, el reptil podrá sobrevivir invernando.

Alimentación del tuatara

El tuatara se alimenta principalmente de invertebrados, aunque, si las condiciones del medio no son favorables, también podrían alimentarse de crías de aves, de huevos o de otros reptiles. El tatuara podría llegar a alimentarse de crías de su propia especie si no encontrase ningún otro alimento con el que sobrevivir.

Reproducción del tuatara

Los tuataras tienen una reproducción ovípara. Es curioso que estos reptiles tarden mucho tiempo en alcanzar su madurez sexual;no lo harán hasta que lleguen a los 10-20 años.

Una de sus características diferenciadoras en base a otros reptiles es que los tuataras no tienen órganos copuladores y al igual que las aves la reproducción se produce gracias el contacto de las cloacas. Dicho acoplamiento se produce en enero, y los espermatozoides se almacenan durante 8 meses en el cuerpo del tuatara hembra y en octubre pondrá los huevos en un agujero excavado en la tierra.

Tras 15 días los huevos eclosionarán, cada puesta esta comprendida entre 12-16 huevos, y el sexo de las crías dependerá de la temperatura en la que eclosionan los huevos, al igual que sucede con muchos reptiles. Se han realizado diferentes estudios que concluyen que, si la temperatura del ambiente llega a los 21ºC, la posibilidad de conseguir machos y hembras es igual dentro de la misma camada. Sin embargo, si tan solo aumenta un grado, 8 de cada 10 especímenes serán machos. Cómo ya nos podemos imaginar, esto es un problema: si las temperaturas aumentan mucho, aumentará la población de machos y la reproducción de la especie quedará comprometida.

Peligro de extinción del tuatara

Por el momento, este réptil está evaluado en la Lista Roja de la UICN como “Preocupación Menor”, lo que nos viene a decir que, por lo menos de momento, no hay riesgo de que se extinga. Están protegidos, y muchos de los ejemplares han sido reintroducidos en islotes previo exterminio de animales alóctones depredadores como las ratas y reconstrucción de su hábitat, así como en parques nacionales de islas de Nueva Zelanda.

Sin embargo, el número de ejemplares del tuatara descendió mucho desde la llegada del hombre. Además, la pérdida de su hábitat, la llegada de nuevas especies (cómo sus dos grandes depredadores, la rata y los mustélidos) y el calentamiento global (que hacen que tan solo nazcan machos mientras las temperaturas sean elevadas), están poniendo en jaque la supervivencia del tuatara.

Curiosidades del tuatara

Sabias que:

  • El tuatara puede convivir con la pardela Puffinus griseus. El tuatara puede incluso estar al lado del nido que hacen dentro de las rocas y dormir sin que ninguno muestre ánimos depredación contra el otro. Son animales vecinos muy distintos entre sí pero que llevan una convivencia sin inconvenientes.
  • Una de la característica que definen al tuatara es la excesiva lentitud de sus movimientos. Podemos llegar a encontrar tuataras dormidas con la comida en la boca.
  • El tuatara provoca un sonido muy parecido al de las ranas cuando se encuentra en situación de peligro.
  • El tuatara respira una vez cada siete segundos y puede aguantar en apnea hasta 1 hora.

 

Ahora ya conoces todo lo relacionado con el tuatara.