pez monja o tetra negro, el denominado Gymnocorymbus ternetzi

Pez monja

El pez monja es uno de los peces de agua dulce que habita en las aguas subtropicales de algunos países de Latinoamérica. Si bien es cierto que esta especie tiene un nombre bastante particular o peculiar, es mucho más simple de recordar y de pronunciar que el nombre científico que ostenta: Gymnocorymbus ternetzi. Dependiendo de la zona geográfica a este pez se le conoce como el pez monja, monjita o tetra negro.

Esta especie de pez es muy atractiva para los amantes de los acuarios, debido al aspecto de éste y también al comportamiento que suelen tener: activos y ágiles. Una pecera o un acuario donde se encuentre un cardumen de peces monja siempre será interesante para observar, pues suelen ser muy juguetones entre sí.

Además, estos peces se adaptan de manera excelente al cautiverio, sólo con los cuidados básicos. Así que no requerirá de demasiado esfuerzo mantener en buen estado a estas mascotas acuáticas.

Características del Pez Monja

Las características físicas de esta especie de pez son bastante claras: son redondeados, estrechos, alcanzan un tamaño máximo de 8 centímetro, sus aletas son largas, a excepción de la que se encuentra debajo de su cuerpo, y cuentan con dos rayas verticales en su fisiología (frecuentemente negras). De su anatomía, destaca el tamaño de sus ojos, pues son grandes en proporción a su cuerpo y su boca es pequeña en relación también al resto de su estructura;lo que hace que éste sea un pez inconfundible.

El comportamiento que caracteriza a este pez es la agilidad y la constante actividad en la que viven. Cuando estos peces están en un espacio en el que se siente cómodos, se les puede ver nadando rápidamente por todas partes. No siendo así si se sienten amenazados.

El nombre con el cual se le conoce a esta especie se le ha atribuido por los colores de la mayoría de los individuos: el negro y escala de grises. Sin embargo, es importante destacar que el pez monja también puede tener otros colores;pero la mayoría mantienen el resto de las características físicas y de comportamiento.

En la naturaleza, se pueden encontrar estos peces en fluviales de agua dulce y cálida;sobre todo en países de América del Sur: Argentina, Bolivia, Paraguay, Brasil, entre otros.  

Reproducción del Pez Monja

El pez monja se reproduce de manera ovípara, es decir que la hembra de esta especie expulsa lo huevos que son fecundados por el pez monja macho. La cantidad de huevos que expulsa la hembra es bastante alta, entre 280 y 500;pero no todos son fecundados, ni todos terminan por desarrollarse. Estos huevos eclosionarán en tan solo 20-35 horas.

Se considera que el proceso de reproducción de esta especie es muy sencillo. Sin embargo, para que se lleve a cabo la reproducción del pez monja en situación de cautiverio, se tiene que tener presente lo siguiente:

  • El hábitat de los peces monjita son las selvas y fluviales subtropicales (muchas plantas, poca iluminación, grava fina y gruesa) por tanto copiar este tipo de hábitat hará que las monjitas se encuentren como en su casa.
  • Previo al acto reproductivo es pertinente proveerle a los padres alimentos de origen animal, por un periodo no menor de 7 días.
  • La pecera o estanque que se vaya a utilizar para la reproducción, debe tener una temperatura aproximada de 30 grados, para simular las condiciones naturales que favorecen este proceso.
  • En la pecera para la reproducción, debe hacer musgo de java, para que la hembra se sienta segura de realizar el depósito de los huevos.
  • Se colocan los dos individuos de sexo opuesto en la pecera para la reproducción y una vez que el proceso se haya dado, es necesario llevar de nuevo a la pareja a la pecera original;pues los peces monjas tienden a comerse algunos huevos.

Para poder llevar a cabo la reproducción, es necesario poder diferenciar el sexo de estas especies:

  • La aleta dorsal de la hembra es más ancha en comparación con la del macho.
  • El cuerpo de la hembra de pez monja es notablemente más voluminoso que el del macho.
  • El macho de esta especie tiene unos diminutos puntos de color blanco en su aleta caudal.

Cuidados y Compatibilidades de los Peces Monja

Para mantener al pez monja en un espacio que le sea cómodo, no son necesarios más que algunos cuidados bastante básicos, ya que son especies acuáticas bastante versátiles y resistentes. Por lo que son ideales para comenzar en el mundo de los acuarios o como mascotas de un grupo familiar.

Los cuidados pertinentes para los peces monja son los siguientes:

  • Es importante mantener el agua en una temperatura que oscile entre los 20.5 y los 26 grados.
  • La acidez del agua debe estar equilibrado, o lo más neutro posible, lo ideal es de 7.
  • La pecera se debe mantener en un lugar con buena iluminación, pero que de preferencia no sea alcanzada por los rayos del sol de manera directa.
  • El tamaño de la pecera debe ser lo más amplio posible, ya que éste es un pez muy activo y que prefiere estar siempre en movimiento.
  • Sería ideal incluir en la pecera diversidad de elementos que simulen las condiciones naturales.
  • Es esencial mantener el agua pura y limpia.

Parte importante de los cuidados de este pez, tiene que ver con la compañía con la que se sentirá cómodo en un mismo espacio. Estos peces se llevan muy bien entre sí, por lo que al tener un acuario con 10 individuos de esta especie no habrá ningún inconveniente. Se pueden colocar estos peces con otras especies de tamaño similar, mas no con peces que tengan aletas más largas que ellos;pues suelen comportarse de manera violenta con éstos.

Alimentación del pez monja

La alimentación de este pez es sumamente amplia. En esencia, el pez monja es una especie omnívora, así que ingiere alimentos de origen animal y vegetal. Aunque es importante destacar que la dieta preferida de este pez es carnívora, así que en la naturaleza usualmente se alimenta con organismos muy pequeños como:

  • Insectos
  • Gusanos
  • Crustáceos
  • Larvas

Así mismo, este pez ingiere alimentos vegetales como las algas, a la vez que se conoce que es un animal lepidófago, lo que quiere decir que come las escamas de los demás peces. En cautiverio, estos peces se pueden alimentar con escamas, vegetales o cualquier otro producto para peces.

Tipos de Peces Monja o Monjitas

Se puede pensar que, ante el nombre de esta especie de animal marino, solo es posible verlo en negro con las típicas tonalidades de grises y, en la naturaleza, esto es lo más probable. Sin embargo, mediante la crianza y el manejo de la reproducción de estos peces, es posible verlos en otros colores.

La clasificación de los peces monjas según su coloración es la siguiente:

Pez Monja Común

Refiere al típico Gymnocorymbus ternetzi que se observa en la naturaleza. Su color es una combinación de tonalidades de grises, desde el más oscuro hasta el más claro. Esta característica es la que le otorga su nombre, así como la presencia de su aleta anal larga de color oscuro que simula una falda larga.

Pez Monja Fantasía

Como el adjetivo “fantasía” así lo determina, estos peces no tienen un color natural;sino que mediante manipulación genética carecen de coloración y posteriormente son intervenidos con colores diversos. Resultan muy llamativos para los acuarios.

Pez Monja Azul

Esta no es una coloración que el pez monja pueda conseguir de manera natural, pero se ha logrado su desarrollo mediante intervención científica. De la misma manera, se consigue el pez monja de colores como: pez monja fluorescente, pez monja neón, ya que en realidad son pez monja pintada.

Pero hay que tener presente que la expectativa de vida de estos animales es muy inferior a la de los peces monja comunes.

Pez Monja Albina

Esta especie de pez monja se produce mediante una selección genética en laboratorio, logrando que tenga una coloración blanca en su cuerpo con ojos de color rojo. También existen aquellas que se denominan semi-albinas que cuentan con color de ojos negro. Difícilmente este tipo de peces llegue a desarrollarse en la naturaleza.

Curiosidades del Pez Monja

Entre las curiosidades más destacadas de este pez, no se puede dejar de mencionar su propio nombre que le ha sido atribuido por el color natural que tienen y cómo este se asemeja al hábito de las religiosas. Así mismo, es su aleta anal la que termina de definir su nombre, por ser similar al de una falda de color negro.

Otras de las curiosidades de estos peces son las siguientes:

  • Si no se sienten cómodos en un espacio, en vez de verlos intranquilos se notará su pasividad;se quedarán casi inmóviles o se esconderán entre la vegetación.
  • Tienden a perseguir a aquellos peces que tengan las aletas más largas que ellos.
  • Se comen las escamas de los demás peces, por lo que muchos peces no se sienten cómodos con su presencia.
  • Comen mucho, al punto de que son capaces de comerse sus propios huevos.
  • Antes del proceso de fecundación, el pez macho persigue a la hembra y antes de iniciar la fecundación de los huevos su cuerpo se estremecerá.