El Flamenco Phoenicopterus ruber

El flamenco Phoenicopterus ruber es un ave inconfundible que casi no necesita descripción. Esta ave zancuda de aspecto frágil, mide entre 130-180 centímetros de longitud, con una envergadura de hasta 150 centímetros y un peso máximo inferior a los 4 kilogramos. Tiene el cuello y las patas desmesuradamente largos, el cuerpo corto y la cabeza muy menuda. El pico es grueso y curvo, en forma de gancho. El plumaje de los adultos en primavera es blanco teñido de rosa pálido, brillante a la luz del sol, casi rojizo en todo el cuello, con las plumas primarias y secundarias de las alas de color negro. Esta coloración de su plumaje procede de su alimentación a base de vegetación como algas y micro plantas. No hay diferencias de color o plumaje entre macho y hembra.

En vuelo mantienen el cuello y las patas muy estiradas y destaca el rojizo de sus alas. Los jóvenes son grisáceos.

El Phoenicopterus ruber vive casi siempre en bandos numerosos, concentrados aguas someras para comer. Tiene un vuelo característico, con profundas batidas de alas;se desplaza por tierra con leta ceremoniosidad y nada bastante bien.

El flamenco rojo cuando descansa, recoge el cuello y oculta la cabeza bajo el ala, sosteniéndose con una sola pata.

Estos flamencos son muy sensibles a cualquier perturbación externa cuando están criando y hasta el paso de una avioneta puede provocar una desbandada general que malograría la puesta de ese año.

Esta especie de flamenco puede llegar a vivir más de 30 años en su hábitat salvaje. En cautividad incluso mucho más, aunque requiere de mucho cuidados porque son muy vulnerables a la contaminación y ruido ambiental.

Donde vive el flamenco rojo

El flamenco habita en humedales de aguas profundas, como lagunas de aguas saladas poco profundas, marismas, salinas, deltas y estuarios, en los que debe haber escasa vegetación en los márgenes. En migración también en rías, playas y costas.

Phoenicopterus ruber esta distribuido en México, islas del caribe, islas Galápagos y norte de Sudamérica. Aunque se denomina flamenco americano, otras subespecies las podemos encontrar en otra areas como Europa Sur, Madagascar, algunas zonas de África, Madagascar y algunas areas de Asia.

Que come el flamenco Phoenicopterus ruber

El flamenco del Caribe se alimenta de materia vegetal, hierbas acuáticas y pequeños animalillos que absorbe en el fondo de las charcas, como crustáceos, moluscos, diminutos peces y plantas. También se traga gran cantidad de fango que filtra para quedarse con las sustancias nutritivas.

La forma en que ingieren su alimento es muy peculiar y casi diriamos que única, con las patas hundidas en el cieno y agua, sumerge la cabeza e impulsando con su largo cuello en forma de barrido desplazando su pico a modo de filtro. Esta técnica le permite filtrar un gran volumen de agua con el que obtiene un buen puñado de microorganismos dieta indispensable que solo se encuentra en aguas puras. Esta forma de alimentación y dietas exige que su hábitat no se encuentre contaminado, por tanto son aves muy vulnerables frente a la contaminación humana de aguas costeras no profundas.

Como se reproduce el flamenco del Caribe

El flamenco rojo macho desarrollo una llamativa parada nupcial con continuos aleteos y movimientos de alas y cuello. Cría en nutridas colonias. Los nidos, construidos en barro y fango, están los unos junto a los otros en tranquilos lodazales sobre el nivel del agua. La puesta consta de dos únicos huevos. La incubación dura casi un mes y los pollos, seminidífugos, se agrupan en bandos al poco de nacer.

Los pollos de flamenco rojo se crían en estos nidos y los primeros días tienen un plumaje gris blancuzco. Pasados 30 días, realizan su ultima muda de polluelos que es de color marrón. A diferencia de los adultos el pico es recto y conforme van creciendo la punta de su pico se va doblando por el centro hasta llegar al pico característico que les permitira cazar mejor y así alimentarse en el medio líquido.