Camaleón de Yemen o velo (chamaeleo calyptratus)

El camaleón de Yemen, también conocido como camaleón de vela o camaleón de velo es una especie de reptil originario de las montañas yemeníes. En esta entrada compartimos información relacionada con esta especie desde sus características hasta los cuidados que requiere en cautiverio.   

¿Qué es un camaleón de Yemen o camaleón velado? El camaleón de Yemen conocido por los científicos como chamaeleo calyptratus es un tipo de lagarto con una cabeza de forma curiosa, razón por la cual también se le conoce como camaleón cabeza de cono. Es una especie de camaleón muy preciada por los fanáticos de los reptiles, ya que, además de su cabeza curiosa, tiene una pigmentación muy llamativa en su piel.

El nombre científico del camaleón de vela

El nombre científico del camaleón velado de Yemen es chamaeleo calyptratus y está compuesto por las palabras:

  • Chamaeleo: que significa león de tierra.
  • Calyptratus: que es una voz de origen griego que viene del vocablo kalúptra y significa velo, pues era una pieza que utilizaron en la Grecia clásica a manera de manto o tocado, pero que usualmente es traducido como caperuza, casco o, incluso como coraza. La palabra calyptra es usada por los científicos para referirse a unas especies de cápsulas que cubren ciertas partes sensibles de algunas especies de plantas. En el caso del camaleón velado de Yemen la kalúptra o calyptra es la protuberancia de su cabeza.

Así tenemos que el nombre científico del camaleón de vela no difiere mucho del nombre común: camaleón velado, incluso se puede decir que tanto el nombre común como el nombre científico de este reptil coinciden, y es algo que no siempre ocurre con otras especies.

Características del camaleón de velo

La principal característica del camaleón de vela es sin lugar a duda la protuberancia o casco de la parte superior de su cabeza. Pero también destaca por su vistosidad y su tamaño.

Longitud del camaleón de Yemen

Aunque estos camaleones no llegan a crecer tanto como los camaleones de Meller también tienen una longitud considerable. Los camaleones de Yemen machos llegan a medir hasta 56 centímetros, en esos casos el velo o casco puede ser de hasta diez centímetros de alto. En el caso de las hembras, las más grandes pueden medir hasta cuarenta centímetros, aunque la longitud promedio es de treinta y cinco centímetros. Se trata de una especie de camaleón con un marcado dimorfismo sexual que además de manifestarse en el tamaño también se manifiesta en el color de la piel.  

La piel y los colores del camaleón velado

La piel de los camaleones velados es una de las más vistosas de la familia chamaeleonidae, su color de base es un verde intenso con motas amarillas, pero varía en función de las condiciones del entorno, de su estado de animo e incluso de su salud (de hecho, el color de la piel de un camaleón velado es uno de los indicadores que utilizan los criadores para conocer sus condiciones de salud ). Las hembras de esta especie tienen colores menos vivos que los machos.

Comportamiento

Como la gran mayoría de los reptiles de la familia chamaeleonidae, los camaleones velados son unas criaturas solitarias, poco sociables, que suelen evitar el contacto con otros miembros de su especie, salvo en la temporada de reproducción. Por tal razón es recomendable tener un solo camaleón en un terrario y al momento de juntarlos con fines reproductivos conviene estar atentos para evitar que se estresen o se agredan.

Cuidados del camaleón de Yemen

En este apartado detallamos los cuidados del camaleón de Yemen. Lo primero que debemos decir es que el camaleón de velo hace algunos años era muy difícil de criar en cautiverio porque la mayoría de los ejemplares que se conseguían como mascotas eran ejemplares que habían sido capturados en su hábitat natural (las montañas yemeníes y las serranías boscosas de Arabia Saudita) y no estaban aclimatados ni adaptados a la vida en cautividad. Por eso incluso los criadores expertos tenían problemas para criar a sus camaleones de Yemen, incluso la gran mayoría de esos primeros ejemplares que se comenzaron a criar como mascotas murieron.

Hoy en día es un poco más fácil criar al camaleón de Yemen porque los ejemplares que se consiguen en las tiendas especializadas en este tipo de mascotas son criados en cautiverio. Se tratan de crías de varias generaciones de chamaeleo calyptratus que están adaptadas a la vida en el terrario. Eso tampoco quiere decir que el camaleón de Yemen sea una mascota para todo el mundo, de hecho, los expertos lo desaconsejan como primera mascota o primer reptil porque requiere de muchos cuidados.

Terrario para camaleón de velo

Algunas personas tienen la creencia errónea de que, al tratarse de una especie de reptil que proviene de Yemen y Arabia Saudita debe tener un hábitat que imite las condiciones de vida del desierto del oriente medio. La verdad es que, aunque se trata de una criatura cuyo hábitat natural es la península de Arabia, requiere de un terrario con árboles y arbustos, la razón es que en las montañas de Yemen (como por ejemplo en el monte Sarawat) hay una abundante vegetación que sirve como hogar a los camaleones de vela salvajes.

Por tal razón se necesita un terrario que permita recrear las condiciones de vida arbórea. Los terrarios ideales para los camaleones de velo son aquellos del tipo vertical, pues en ellos se pueden tener plantas y árboles naturales. También es importante mencionar que los terrarios de cristal (las típicas peceras de vidrio o plástico transparente) son perjudiciales para los camaleones de velo. Los terrarios perfectos para esta especie de camaleón son aquellos que están cubiertos de mallas, preferiblemente metálica por ser más resistente.

Estos terrarios pueden comprarse en las tiendas especializadas o pueden fabricarse con listones de madera y malla metálica de la que se utiliza en jardinería para hacer invernaderos. Bien sea que compres un terrario o decidas fabricar uno por tu cuenta, es recomendable que tenga al menos un metro de alto por cincuenta centímetros de ancho si tu camaleón de velo es un adulto. En cambio, si tienes un camaleón de velo bebé, lo mejor es comenzar con un terrario más pequeño. Un terrario de cincuenta centímetros te servirá los primeros meses de vida del camaleón, pero recuerda que luego tendrás que cambiarlo a un terrario más grande y confortable. Sin importar el tamaño del terrario es imprescindible colocar plantas naturales y desinfectar todos los elementos del hábitat del camaleón al menos una vez por semana.

Iluminación y temperatura del terrario

Los camaleones de Yemen necesitan dos lámparas: una que sirva como fuente de calor durante el día y otra como fuente de luz, para evitar problemas de salud del camaleón relacionados con la absorción del calcio y la vitamina D. Algunos criadores cometen el error de utilizar una fuente de calor artificial como las mantas térmicas o como esas rocas que venden en las tiendas especializadas para colocarlas dentro de los terrarios. El problema con esas fuentes de calor es que el camaleón no las reconoce y se aleja, pues están adaptados a recibir la luz del sol, para ello lo mejor es conseguir una lámpara de espectro completo combinada con una lámpara de calor para terrarios.   

Alimentación del camaleón de Yemen

El camaleón de Yemen es un reptil omnívoro, pero su principal fuente de energías son los insectos. Su comida favorita son los grillos vivos que deben ser comprados en tiendas especializadas. Es importante vigilar el tamaño de la comida que se le da al camaleón para evitar la muerte por atragantamiento, algo que suele ocurrir con frecuencia en cautiverio. Para suministrarles comida de un tamaño adecuado puedes guiarte procurando que los insectos con los que alimentas a tu camaleón de Yemen nunca sean mas largos que el ancho de su cabeza. También es importante colocar a los grillos en un recipiente amplio para que el camaleón pueda tomarlos de allí y no de la grava del terrario. Es recomendable agregar vitaminas y minerales a los grillos para que el camaleón crezca sano y fuerte, sobre todo si se trata de una hembra en edad reproductiva. El veterinario indicará las cantidades de calcio y vitaminas y la frecuencia de administración.  

Hidratación

Al tratarse de un animal arbóreo el camaleón de Yemen toma agua cada mañana de las gotas de rocío que caen en las hojas de los árboles. Este animal no reconoce a las fuentes de agua “estancada” como los platos o tazones que usan muchos criadores inexpertos. Por eso la mejor forma de hidratar a estos camaleones es rociando agua potable en el terrario con un espray o atomizador. En cualquier tienda de jardinería puedes conseguir una buena botella con pulverizador que te sirva para mantener hidratado a tu camaleón. Algunos criadores prefieren instalar un sistema de hidratación artificial que simula el rocío natural y que se puede programar para surtir agua en gotas a lo largo del día.